jueves, 3 de abril de 2014

Pagando de mas

Artículo escrito por Alejandra Alayza de OXFAM, publicado en el diario La República. A nadie le gusta pagar de más, y este fastidio es irritante cuando pagamos de más porque alguien toma ventaja de nuestra urgencia. La salud es un sensible campo para el abuso.
El Estado peruano paga –todos nosotros pagamos– un sobregasto anual de más de S/. 21 millones, sólo por la compra del Atazanavir 300 mg, medicamento usado para el tratamiento del VIH, cuyo precio en Perú está definido por la farmacéutica Bristol Mayer Squibb, la única proveedora del Retayaz®, su versión patentada.
El precio que hoy pagamos los peruanos es superior al que se paga en México, Brasil, Colombia, Argentina, y llega a ser 25 veces mayor al de la versión genérica que compra Bolivia. Hasta el vencimiento de la patente en el 2019, el Estado pagaría un sobregasto de más de S/. 85 millones.
Mucho dinero está en juego y las soluciones legales y legítimas sí existen. Leyes y acuerdos internacionales respaldan el derecho del Estado de aplicar medidas concretas (como la “licencia obligatoria”) para mejorar los precios en beneficio del interés público. Problema identificado, solución también propuesta. ¿Dónde está la voluntad del Estado?

Salud y medicamentos

Artículo escrito por Roberto López, Coordinador Ejecutivo de Acción Internacional para la Salud (AIS), publicado en el diario La Primera. La cercanía del  Día Mundial de la Salud (7 de Abril) es una buena oportunidad para reflexionar sobre el rol que cumplen los medicamentos para el ejercicio pleno del “derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental (PIDESC). Existen factores que no guardan ninguna relación con la atención médica y que tienen un impacto importante sobre las condiciones de salud de las poblaciones: la alimentación, la vivienda, el saneamiento y acceso a agua de buena calidad, la educación, los ingresos, recreación, y otros. De esta manera, los Estados deben poner en práctica políticas que ofrezcan las mismas oportunidades a todos los ciudadanos y ciudadanos para tener “condiciones de vida  saludables”. 
 
Entrando al terreno de la atención  médica, es reconocido que el uso de medicamentos es  una de las intervenciones efectivas  para recuperar  la salud cuando ha sido perturbada.  Para ello el Estado  debe implementar políticas que faciliten el acceso a los medicamentos que han probado ser esenciales para combatir  enfermedades o que  son necesarios para ciertas condiciones.  En esta línea y en el marco de la reforma de salud  que viene implementado el gobierno, organizaciones de la sociedad civil han levantado una propuesta (Reforma de Medicamentos con medicamentos para tod@s) que explicita una serie de estrategias que deben ser implementadas para promover el acceso a medicamentos.
 
Entre las propuestas generales están: a) Fortalecimiento del Petitorio Nacional Único de Medicamentos Esenciales que no sólo lleva a racionalizar el uso de medicamentos, sino también el gasto; b) Implementar regulaciones  para tener medicamentos a precios asequibles terminando con el abuso de algunos agentes del mercado; c) Fortalecer el suministro público a través de una “inteligencia farmacéutica” que le permita al Estado obtener y ofrecer medicamentos de calidad a los precios más bajos y oportunamente; c) Financiamiento suficiente y sostenible, que ofrezca  a todos los ciudadanos y ciudadanas la misma oportunidad de atención ante cualquier perturbación de la salud.
Finalmente, la salud es un asunto de todos los ciudadanos y ciudadanas. Por  lo tanto ellos y ellas deben ser el centro de la reforma de salud, al mismo tiempo que sus actores  principales. Aconsejable es entonces que el gobierne preste atención a las propuestas y demandas ciudadanas en este asunto  tan sensible.
Ver en: http://laprimeraperu.pe/columna/salud-y-medicamentos/

lunes, 31 de marzo de 2014

Pronunciamiento. Urge una licencia obligatoria para atazanavir y acabar con el abuso monopólico de este medicamento

Pronunciamiento publicado el día 31 de marzo de 2014 en el diario La República, en la que las organizaciones de la sociedad civil y los gremios profesionales firmantes dan a conocer su preocupación por el sobregasto que viene haciendo el Estado peruano por la compra del Atazanavir 300 mg, que es utilizado para el tratamiento del VIH/Sida, y para lo cual se gasta anualmente más de 21 millones de soles, pese a la falta de recursos para mejorar la infraestructura, los salarios y sobre todo garantizar la atención integral dentro del marco de un efectivo acceso universal.
 
 

jueves, 13 de marzo de 2014

Krugman y el TPP

Artículo escrito por Alejandra Alayza de OXFAM, publicado en el diario La República. Esta semana Paul Krugman, Premio Nobel de Economía 2008, puso los puntos sobre las íes en torno a las negociaciones del TPP, evaluando “no es para tanto” el poco avance y el riesgo de entrampamiento de esta negociación. Y no lo hace porque advierta un pronto desenlace, sino que retoma la discusión en torno a los verdaderos alcances de estos, los nuevos acuerdos comerciales. ¿Qué hay de nuevo en los TLC del siglo XXI?
Siendo un promotor del libre comercio, Krugman resalta la menor importancia que tienen estos acuerdos en la promoción del mismo, considerando que la liberalización arancelaria es ya proceso significativamente avanzado en el mundo.
En estas condiciones, estos acuerdos no se basan ya en la promoción del libre acceso a mercados, sino en la promoción de algunas reglas para ello, que no necesariamente facilitan la competencia y el acceso.
Este es el caso de la estandarización de disciplinas como las de propiedad intelectual (con sus consecuentes implicancias para el acceso a medicamentos, la información, cultura y uso de internet). Lobo con piel de cordero: cambiar obligaciones en disciplinas harto complejas por un accso a mercados que ya no está tan restringido no parece tan buen negocio.

TPP: lo que no dijo la ministra

Artículo escrito por Paul Maquet de RedGE, publicado en el diario La Primera. Este lunes 10 de marzo, la ministra Magali Silva asistió al Congreso para informar sobre el estado actual de las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP). La escueta alocución de la ministra sobre este tema duró apenas 10 minutos. Silva se refirió a aspectos generales sin entrar en detalles sobre la posición negociadora del Perú en ámbitos sensibles como propiedad intelectual, inversiones, acceso a medicamentos y libertades en Internet.

El momento más “picante” de la sesión tuvo lugar gracias a las preguntas formuladas por el congresista Alejandro Yovera. Las respuestas de la ministra no pudieron ser más decepcionantes.

Preguntada sobre si es verdad que el capítulo de Obstáculos Técnicos al Comercio contiene un anexo que podría impedir el etiquetado de alimentos transgénicos, la ministra dijo categóricamente que “No, no se va a impedir, no tiene absolutamente nada que ver”.

Sin embargo, esta breve respuesta es contradictoria con lo que informara en agosto el negociador chileno Felipe Lopeandía en reunión con sociedad civil: “en este capítulo hay una serie de anexos (…) uno de ellos se refiere al establecimiento de criterios para fórmulas (‘proprietary formula’). (…) hay países que han planteado dudas con (…) el impacto que esto tendría en la regulación y en el etiquetado de alimentos”. También es contradictoria con la información difundida por 44 académicos australianos, que en diciembre enviaron una carta pública a su gobierno expresando preocupación por “provisiones que podrían limitar el etiquetado de alimentos”. ¿A quién le creemos?

Preguntada sobre la poca transparencia del TPP, la ministra dijo que “nosotros tenemos que respetar la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, que dice que cuando se trata de negociaciones de interés nacional no se puede dar a conocer los textos”.

Sin embargo, la ministra parece desconocer que en anteriores negociaciones el propio MINCETUR instaló una computadora en la cual la sociedad civil, los empresarios, los académicos y los legisladores podían leer los textos en pantalla y podían estar al tanto del curso de la negociación. ¿Acaso los responsables de los TLC con EEUU y Europa violaron la Ley? ¿Por qué hay más secretismo en el TPP que en anteriores acuerdos comerciales? ¿Qué es lo que no quieren que se sepa?

Es muy preocupante que todo lo que sepamos del TPP sea gracias a las filtraciones de Wikileaks y otras organizaciones internacionales, y que la propia ministra responsable del tema se muestre tan desinformada sobre las negociaciones.
Ver en: http://laprimeraperu.pe/columna/tpp-lo-que-no-dijo-la-ministra/

viernes, 28 de febrero de 2014

Entrampados

Artículo escrito por Alejandra Alayza, publicado en el diario La Primera. Con un escueto anuncio de 4 párrafos, los ministros de los 11 países del TPP dieron por concluida la ronda de negociaciones. En esta ocasión ni siquiera se propone una próxima fecha para el encuentro. A pesar del intenso impulso diplomático de los EEUU, tanto con la gira del USTR por nuestros países como con la visita de Obama a México, los temas duros siguen entrampando el proceso.
Es conocida la tensa negociación en materia arancelaria, en especial con Japón, particularmente en productos agrarios (arroz, etc.). También persiste el cuestionamiento de países asiáticos al intento de limitar el rol de las empresas estatales con este acuerdo, considerando el rol central que estas tienen en su modelo de crecimiento.
Medicamentos, acceso a internet y propiedad intelectual ni qué decir. Especialistas advierten la tensión en torno de la insistencia por incluir mecanismos de protección (datos de prueba) a los medicamentos de origen biológico, tema de gran preocupación para Perú.
Se anuncia que los países entrarán a consultas internas. Ojalá que estas no solo sean con la almohada de los negociadores, sino que efectivamente incluya a los diversos sectores afectados.

Farmacias "inclusivas": ¿A dónde apuntan?

Artículo escrito por Roberto López, de Acción Internacional para la Salud (AIS), publicado en el diario La Primera. En el contexto del denominado proceso de reforma del sector salud, el DL 1165 establece las “farmacias inclusivas” (del sector privado) que dispensarán medicamentos  para “asegurar la continuidad del tratamiento farmacológico a los afiliados del Seguro Integral de Salud (SIS) afectados por determinadas enfermedades crónicas”.  
 
La primera cuestión que surge es el reconocimiento implícito en el texto que los establecimientos de salud no pueden asegurar los tratamientos que ahí se prescriben.  La segunda cuestión es que los potenciales beneficiarios son las personas afiliadas al SIS. La tercera es que este mecanismo está orientado a la dispensación de medicamentos para enfermedades crónicas, que incluye con frecuencia tratamientos de altos costos por los precios de los medicamentos. Ahora ha sido restringido a la hipertensión arterial y diabetes mellitus, pero se pueden añadir otras “mediante Decreto Supremo”. 
A pesar que la norma afirma que la atención de las farmacias inclusivas es “complementaria  a la oferta pública para la continuación de su tratamiento”, podríamos estar ante un globo de ensayo para beneficiar ampliamente a las farmacias privadas que  llevaría a un debilitamiento del sistema público de suministro de medicamentos, hasta su desaparición.  
Cuestión crucial es el mecanismo que utilizará el SIS para establecer  los precios  de los medicamentos que se entreguen  a los usuarios de las “farmacias inclusivas”.  ¿Cuáles son las bases referenciales que hacerlo?. Esto es importante para saber cuánto más o cuánto menos costarán los tratamientos  a través de este ensayo. Sólo así se podrá evaluar su  impacto financiero y la conveniencia o no de continuar con el experimento. Es urgente que se utilicen tres fuentes para poder establecer esas referencias: los precios que hasta ahora viene pagando el estado a través de las compras nacionales, los precios  -validados – registrados en el Observatorio Nacional de Precios de Medicamentos y estudios  de campo actuales sobre precios en el sector privado y público. Adicionalmente, es  estratégico tener un sistema de referencia de precios en otros países.
Para terminar, pero no menos importante, los gestores de este ensayo deben examinar la sección de transparencia del  Acuerdo Comercial Trans Pacífico (TPP) que está actualmente negociando el Perú, y que tiene consecuencias muy graves para los sistemas de reembolso de medicamentos, particularmente en la construcción de  precios referenciales, que elevarían los precios a ser reembolsados.